Saltar al contenido

Galletas de coco caseras

gayetas de coco

Para acompañar una taza de café solo o con amigos, para golosear, para regalar y ¡también para la navidad! así de versátiles con las galletas de coco (y a los niños les encantan).

De textura suave y esponjosa, deliciosas, saludables y tan aromáticas por ese inconfundible toque tropical que… Ufff ¡ya me dio hambre!

Para todos los fanáticos del coco, hoy traemos una receta de galletas con coco rallado. Te sorprenderá lo fácil y rápida que resulta su preparación. De todas las recetas con coco tal vez sea esta la más sencilla de todas. Vamos a ello…

Ingredientes

  • 1 taza de coco rallado (100 gramos)
  • 100 gramos de mantequilla
  • 200 g de harina
  • 120 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación en 5 pasos

1 Primero se debe mezclar la mantequilla con el azúcar.

Asegúrate de que la mantequilla esté a temperatura ambiente y de mezclar bien hasta que quede una mezcla cremosa.

Por la naturaleza jugosa del coco, estas galletas quedan siempre con una textura suave y esponjosa.

2 integrar los huevos

Estos deben estar también a temperatura ambiente. Si lo deseas, hay a quienes les gusta añadir en este momento también una cucharadita de esencia de vainilla.

3 agregar todo el resto

cocada
Como puedes ver, aquí alguien le puso además un poco de chocolate a sus galletas. Puedes probar estas cosas y agregarle un toque de tu chispa.

Aquí agregamos la harina, la sal, polvo de hornear y por supuesto el coco rallado. Mezcla todo bien hasta que quede todo bien homogéneo y sin ningún grumo.

Truco: Sabrás cuando la mezcla está lista cuando la masa no se quede pegada en las manos.

4 Reposo

Deja reposar la masa en la nevera durante al menos una hora. (Hay quienes dejan reposar toda la noche.)

5 Horneado

coco galletas
La textura y color dependen de tu gusto, no hay una medida correcta. Hay quienes las prefieren muy suaves y otros a quienes les gustan mas crujientes.

Debes tener el horno precalentado ya a 180 ºC. Puedes encenderlo unos 20 minutos antes, así ya estará listo para cuando lleguemos a este paso.

Saca la masa de la heladera y comienza a darle forma a tus galletas. Hat quienes hacen bolitas con la masa y hay quienes prefieren extender la masa sobre una superficie enharinada. Hazlo como tu prefieras.

Ordena las masitas sobre una lata enmantequillada o bien sobre el papel para horno. Otra vez, esto lo decides tu.

Mete las futuras galletas a hornear y revisa después de 10 minutos. Pasados estos diez minutos, puedes dejarlas en el horno (encendido) entre 2 y 10 minutos más, dependiendo de qué tan doradas las quieras. También recuerda que a mayor tiempo en el horno, menos esponjosas quedarán. ¡Al final todo es cuestión de gusto!

Truco: Cuando ordenes las galletas antes de meterlas al horno, debes cuidar de que no queden muy juntas, pues estas agrandan su tamaño durante el horneado.

¿Quieres que todo quede bien “cocoso”?

Si eres fanático/a del coco, entonces reemplaza el harina común por harina de coco y el azúcar blanca por azúcar de coco. Entonces no habrá galletas de coco mas “cocosas” que las tuyas.

También puedes rociar un poco más de coco rallado antes de meter las galletas al horno.

Sobre la textura…

No te preocupes mucho por si las galletas quedan secas o esponjosas, pues el coco (aun el coco deshidratado) es de por sí muy jugoso y aceitoso, por lo que nunca quedarán totalmente secas y duras. Puedes probar un par de veces hasta que encuentres el tiempo perfecto de horneado según tu gusto.

¿Viste lo fácil que es hacer estas ricas galletas de coco? Estas galletas pueden ser conservadas durante días. Guárdalas en una caja metálica y tenlas a mano por si llega alguna visita inesperada. ¡Los sorprenderás tú a ellos con unas ricas y especiales galletas!

Ponle coco a tu vida…